1 de junio de 2011

June

Y, sin comerlo ni beberlo, nos hemos plantado en junio. Estamos a cinco días de Selectividad.

Tengo mis momentos buenos y mis momentos malos. Hay ratos en los que me doy cuenta de que realmente necesito una mierda de nota en la fase general y un par de aprobados en la específica para entrar en la URJC. Entonces todo se vuelve un poco más brillante, los pajaritos cantan y tengo humor hasta para ponerme a estudiar. Pero de repente me quedo en blanco, leo modelos y algún ejercicio no me sale... y entro en ese estado de histeria en el que no me sale ni siquiera sentarme cinco minutos a repasar.

Aún no he llorado estos días, lo cuál es todo un logro teniendo en cuenta que me siento más bipolar que nunca. A ver si duro así hasta después de selectividad.

Por cierto, me voy de Summer. Cuatro días con Sara, haciendo lo que me gusta, practicando para empezar cinco años maravillosos y cogiendo color moreno allá por la UFV. Dicen que eso último no lo necesito, pero ya que este año no toca playa... que no acabe el verano y haya gente más morena que yo, hombreyá.

Laura.

2 comentarios:

kaleidoscopic dijo...

Uff, te entiendo, Layu >///< Tú apura estos cinco días para rematar lo que te falte y a por todas!

Aquí en Asturias ya empezamos ;__; Lo peor es el primer examen, luego ya va todo más rodado!

Mucha suerte con el estudio y esas cosillas, ya verás como entras donde quieres *O*

M dijo...

Suerte y no te pongas muy nerviosa, a mi como todavia me quedan dos semanas ando un poco más relajada, ya veremos a cinco días como estoy...
Un besito =)

Publicar un comentario